Mons. Lorca Planes: “Señor, escucha nuestras plegarias”.

Carta del Obispo de la Diócesis de Cartagena ante la crisis actual.

Bajo el título “Señor, escucha nuestras plegarias”, el Obispo de la Diócesis de Cartagena, Mons. D. José Manuel Lorca Planes, ha publicado un escrito en relación a la situación de crisis que asola a España actualmente. A través de esta carta, el Pastor pretende “señalar una vía libre para que puedan, creyentes o no creyentes y los responsables de la vida pública y económica, acercarse a Dios y pedir la Luz que necesitamos todos, porque la urgencia está, no sólo en el estado de las cosas, en la avalancha de los problemas, sino de lo que está en juego: la necesidad de alcanzar una auténtica fraternidad (cfr. Caritas in Veritate,20).” Según explica Mons. Lorca Planes, esta crisis “es algo más que económica” ya que “ha sido causada por un desorden moral que la ha generado: la cultura del ‘pelotazo’, la del enriquecimiento rápido y sin escrúpulos, la de estar por encima de las posibilidades, la proliferación de intereses personales o de grupo, las especulaciones, los escandalosos sueldos millonarios…”.  Pero, “¿para qué abundar más en los motivos de esta tristeza?” El Obispo prefiere centrarse “en la esperanza que nos da la fe y la confianza en Dios.” “No paséis de largo, no disimuléis vuestros sufrimientos y dadle la cara a Dios, habladle de vuestro dolor por la profunda crisis que venimos padeciendo, presentadle la preocupante tasa de desempleo que oscurece el futuro de adultos y jóvenes…, porque Dios escucha nuestras súplicas” – asegura el Prelado. Mons. Lorca Planes valora “lo que está haciendo la Iglesia, tan cercana a los más necesitados, aunque sea con medios pobres; ahí está Caritas, como un ejemplo, y todos los voluntarios.” Asimismo, señala que “la razón que mueve a la Iglesia no es otra sino ésta: los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo (G.S.,1).”“Pido a Dios que se acierte en las decisiones, para que no sean sólo los que viven al día los que soporten las pesadas cargas de los recortes y sacrificios – expresa el Sr. Obispo; -que todos cumplamos las exigencias de la justicia, para no dar como ayuda de caridad lo que ya se debe por razón de la justicia”. El Obispo de Cartagena anima “a todos los que os mueva la fe», a «responded como cristianos, confiad en Dios y rezad con fuerza para que sea Él quien nos ayude a salir de este drama, siendo capaces de cambiar la mentalidad y teniendo el coraje para suprimir las causas de estos males, aunque sabemos que nos espera un tiempo de sacrificio.” Mons. Lorca Planes ha propuesto a los sacerdotes “que trabajéis por facilitar a los fieles las posibilidades de vigilias de oración ante el Santísimo Sacramento, que elevéis plegarias en la Oración de los fieles; que sigáis potenciando todas las iniciativas de caridad, a través de Caritas u otras instituciones, y que deis el protagonismo en la vida parroquial a la austeridad, sin más aventuras que lo necesario”. “Nosotros, los sacerdotes, no podemos faltar a esta llamada”- asevera. Por eso, ha puesto a su disposición una cuenta, “donde cada uno pueda ingresar lo que crea más conveniente para ayudar a las familias más necesitadas, por medio de Caritas.”

El número de cuenta es:

0487.0090.78.2007009704 

Carta íntegra del Sr. Obispo

Institución de lectores el pasado domingo 13 de mayo

La Diócesis de Cartagena acogió el pasado domingo 13 de mayo 2012 a cinco nuevos lectores y a un acólito, instituidos en una ceremonia presidida por el Sr. Obispo, Mons. D. José Manuel Lorca Planes, que se celebró en la parroquia de San Juan de Ávila de Murcia a las ocho de la tarde.
Entre los seminaristas que recibieron el ministerio del lectorado se encuentran dos miembros de nuestra comunidad parroquial de la Purísima: Carlos Casero Pérez y Daniel Díaz Candela, ambos estudiantes del tercer curso en el Seminario San Fulgencio. Junto a ellos recibieron también el lectorado Julián Rafael Sánchez Ruiz (de Blanca), José Miguel Cavas López (de Cartagena),  y Jerónimo Hernández Almela (de las Torres de Cotillas). Asimismo, el Sr. Obispo instituyó acólito a Kenneth Chukwuka Iloabuchi (natural de Nigeria aunque feligrés de la Parroquia de San Andrés de Murcia).
La Eucaristía estuvo concelebrada por el Vicario General de la Diócesis, D. Juan Tudela, el Vicario de Murcia y párroco de San Juan de Ávila, D. José Sánchez, el Rector del Seminario San Fulgencio, D. Sebastián Chico, junto a los formadores, el Rector del Seminario Redemptoris Mater, D. Diego Martínez, el Secretario General, D. Tomás Cascales, y numerosos presbíteros entre los cuales se encontraban el Párroco de la Purísima D. José Antonio Abellán, y el Coadjutor D. Asensio Morales, que quisieron compartir también este acontecimiento.
La celebración contó además con la participación de la comunidad del seminario, familiares y amigos de los seminaristas, entre los cuales estuvieron un buen grupo de yeclanos que arroparon a sus paisanos Carlos y Daniel en este primer paso hacia el sacerdocio.
Mons. Lorca Planes animó a los seminaristas que recibían estos ministerios a continuar sirviendo al Señor, al servicio de la Palabra de Dios siguiendo el modelo de Jesucristo, con la ayuda e intercesión de la Santísima Virgen María.
Desde aquí animamos a todos los miembros de nuestra Parroquia a orar insistentemente al Señor pidiendo por la santidad y perseverancia de los seminaristas, y también para que nos siga bendiciendo con muchas vocaciones al sacerdocio en Yecla.