MENSAJE DE NUESTRO PÁRROCO PARA LA CUARESMA 2014

 

42-cuaresma

CUARESMA 2014

 

El próximo miércoles 5 de marzo los católicos del mundo entero estamos convocados para dar comienzo al ejercicio de la Cuaresma de este año.

Como todos sabemos la Cuaresma la instituyó el Señor al pasar cuarenta días y cuarenta noches en el desierto de Judea en oración y ayuno y venciendo las tentaciones del Demonio. De modo semejante nosotros sus discípulos también nos introducimos en el desierto de nuestra vida para que por medio de la oración y el ayuno personal y comunitario el Señor nos conceda la gracia de vencer también las tentaciones de nuestro Enemigo. El mismo Señor nos lo recordó en el Huerto de los Olivos en la noche de su Agonía: “Velad y orad para no caer en tentación, que el espíritu es decidido, pero la carne es flaca” (Mt 26,41) y en  otra ocasión anterior, con ocasión de un fracaso pues los apóstoles no pudieron expulsar a un demonio de un poseído, los Discípulos le preguntaron al Señor: “¿Por qué no hemos podido expulsarlo nosotros?” Y Jesús les respondió: “Esta especie de demonios sólo puede ser expulsada con oración y ayuno” (Mc 9, 29). También San Pedro en una de sus cartas nos recordará la necesidad de la vigilancia para no ser vencidos por el Diablo: “Sed sobrios y estad vigilantes: porque vuestro enemigo el diablo anda girando como león rugiente alrededor de vosotros, en busca de presa que devorar. Resistidles firmes en la fe” (1Pe 5,8)

Vigilancia, oración, ayuno, sobriedad, firmeza en la fe…

Vivimos en un mundo muy complicado donde todo está mezclado. La parábola del Sembrador (Mc 4,1-20) nos explica muy bien la sociedad en la que vivimos: En ella hay cristianos que se han hecho un corazón tan duro que la Palabra de Dios no puede arraigar en ellos. El diablo les tiene robado el corazón: Odian a Dios, a Cristo y a su Iglesia. Hay cristianos que en el interior de su corazón saben que Jesús es la verdad y su Iglesia el espacio de la vida y de la luz, pero no quieren problemas, son inconstantes, no tienen raíces, vienen a las celebraciones cuando les apetece, a lo que les gusta, cuando es costumbre por la fiesta… no tienen gana de líos, al fin y al cabo lo mismo da creer que no creer, cada uno que haga lo que quiera y ellos también. Otros cristianos tiene tanta ambición a las cosas de este mundo que no tienen tiempo para las cosas del Cielo. Están muy ocupados con el deporte, con los viajes, con la ambición del dinero, con sus  compromisos… no tienen tiempo para Dios, no es que no quieran, es que no tienen tiempo, y se lo dicen y se lo creen, y hay cristianos que dejan que la Palabra de Dios se siembre en ellos y, a pesar de sus flaquezas, se esfuerzan en dar los frutos de la fe, unos con más cantidad y otros con menos, eso Dios lo sabe.

A todos nos convoca el Señor a esta Cuaresma de 2014, para todos se abre la puerta de la Misericordia Divina, a todos nos ofrece el Señor la oportunidad de enmendar nuestra vida y con todos puede hacer el milagro de darnos el impulso precioso de la fe.

¿Qué tenemos que hacer? Lo que el Apóstol San Pedro le dijo a los habitantes de Jerusalén que lo escucharon el Domingo de Pentecostés: “Arrepentíos… para que se os perdonen vuestros pecados… escapad de esta generación perversa” (Hch 2,38-40)

La Cuaresma es el tiempo propicio para que esta palabra se cumpla en cada uno de nosotros.

¿Cuánto tiempo hace que no vienes a la Iglesia con humildad a participar en la Misa, a adorar al Señor en el Sagrario, a confesar tus pecados…?

No dejes pasar en balde esta Cuaresma. Como dijo el Papa Benedicto XVI y antes el Beato Juan Pablo II: “Cristo no te quita nada y te da todo” y el mismo Jesús lo dice también: “He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10,10)

Ojalá el Señor nos conceda vivir la cuaresma así y de tal manera que cuando la llegue la fiesta de la Pascua podamos gozarnos todos de ver aumentado en cada uno el don de la fe, de la paz y de la alegría.

 

Vuestro párroco José Antonio Abellán.

CARTAS POR SAN VALENTÍN

IMG_8127

Hace un tiempo, leyendo un libro del Cardenal de Viena, Mons. Schönborn, me llamó la atención lo que afirmaba, hablando sobre la evangelización a los jóvenes: “Aunque evangelizar directamente suponga un gran gozo, existe también un inmenso temor a hacerlo. Yo soy un auténtico cobarde cuando se trata de hablarle a alguien de mi fe cara a cara y en plena calle; y creo que no soy el único en temer ese gesto tan simple de anunciar el Kerygma, ¡ la buena nueva! Sin embargo, cada vez que he vivido una experiencia de este tipo, me he sentido inmensamente feliz.”

Nosotros a veces nos sentimos como el cardenal de Viena, “cobardes” ante la evangelización. Como respuesta a esta dificultad, el Cardenal Schönborn, junto con unos jóvenes, tuvieron la idea de evangelizar en la calle por medio de unas “Cartas de Amor de Dios” con motivo de San Valentín. Cuenta en su libro, que en Viena se repartieron más de 200.000 cartas, escritas por jóvenes para los jóvenes. En ellas, los jóvenes cristianos intentaron expresar el amor que Dios tiene por todos los hombres.

IMG_8160 IMG_8197 IMG_8144 IMG_8136 IMG_8131

Esta idea nos sirvió para que también los chicos de Confirmación pudieran anunciar a los jóvenes de Yecla el Amor que Dios les tiene. Así, la semana pasada, durante las sesiones de catequesis se pusieron manos a la obra. Cada joven, con la ayuda de los catequistas, trato de plasmar por escrito lo que ha sido su experiencia de fe, el encuentro con el Amor más grande. Una vez elaboradas, se echaron a la calle para hacerlas llegar a todos los que están necesitados de una Buena Noticia que colme de sentido sus vidas y aliente la esperanza ante las situaciones difíciles.

Aunque en un primer momento pudiera parecer “dificil” o sintiéramos “temor”, podemos decir con el Salmo 125: “Al ir, se va llorando, llevando la semilla; más al volver, se viene cantado trayendo las gavillas”.

IMG_8218 IMG_8219

 IMG_8217 IMG_8184

IMG_8183 IMG_8182

IMG_8152 IMG_8156 IMG_8157 IMG_8161 IMG_8162 IMG_8180

IMG_8151 IMG_8150 IMG_8134 IMG_8133  IMG_8130

IMG_8129