Peregrinación de jóvenes: Granada-Sevilla.

Casi cuarenta jóvenes participaron en esta peregrinación que se extendió del 16 al 20 de agosto. El equipo de organización, compuesto por el coadjutor y tres matrimonios, se ha mostrado muy satisfecho por el resultado, tanto por el buen desarrollo como por los frutos que de la misma se han visto, y seguro que serán muchos más los que no se ven a simple vista.

Dio comienzo el pasado 15 de agosto, festividad de la Asunción, con una Eucaristía previa a las 9 de la noche en la Basílica de la Purísima de Yecla, poniéndonos así en las manos de María, ya que es precisamente la figura de la Virgen la que ha constituido el eje de nuestra peregrinación. A la Eucaristía asistieron todos los participantes en la peregrinación y algunos familiares, concluyendo con un ágape fraterno en el Atrio de la Purísima.

El jueves 16 a las 8 de la mañana partíamos en autobús dirección a Lorca, donde en el monasterio de las Hermanas Clarisas nos acogieron las religiosas y algunos seminaristas de la ciudad del Sol, compartiendo el desayuno. Allí mismo rezamos la oración de laudes y pudimos escuchar el testimonio de una joven novicia clarisa y de Samuel Meca, seminarista Lorquino que este año comienza el primer curso del seminario San Fulgencio de Murcia.

Llegados a mediodía a Granada, nos alojamos en el Seminario de los Agustinos Recoletos de Monachil. Por la tarde paseamos por la ciudad de Granada y celebramos la Eucaristía en la Cripta de la Parroquia de la Inmaculada, lugar donde se encuentra la tumba del Beato Fray Leopoldo de Alpandeire.

El viernes 17, una vez hecha la oración de la mañana, visitamos la Alhambra y el mirador de San Nicolás. Por la tarde hubo tiempo libre y la obligada visita a la Catedral de Granada, para terminar con la Eucaristía en la Basílica de la Virgen de las Angustias, Patrona de la ciudad.

Ya el sábado 18 partíamos para Sevilla, donde llegamos a mediodía para alojarnos en el Colegio de San Francisco Solano del Barrio de Nervión. Quizá uno de los puntos culminantes de la peregrinación fue la vigilia de oración ante el Santísimo en la Basílica de la Macarena, donde según las experiencias de los muchachos, se pudo sentir patente la presencia de Cristo y de su Madre. Tras la visita al centro de la ciudad, por la noche celebramos la Eucaristía junto a las comunidades neocatecumenales de la Parroquia de San Gonzalo.

El domingo, tras los laudes solemnes, pasamos un día distendido en Isla Mágica, y ya el lunes emprendimos la vuelta, parando en Guadix para celebrar una última Eucaristía juntos. El broche final fueron las experiencias sobre la peregrinación que los jóvenes dieron en el autobús.

Han sido unos días de gracia que esperamos poder repetir el próximo verano.

En breve colgaremos algunos testimonios de jóvenes participantes en la peregrinación.

GALERÍA DE FOTOS

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s